Hotel Raval de la Mar

Situado en el centro histórico de Vila-seca, el hotel Raval de la Mar, orienta sus habitaciones a las 3 fachadas libres buscando la diversidad de visuales y la integración en el entorno.

Ficha Técnica

Proyecto Construido

Inicio derribo:          Octubre 2012

Fecha inicio obra:    Febrero 2013

Fecha final obra:      Junio 2014

Ubicación:                 Vila-seca (Tarragona)

Promotor:                 Insagra uno S.L.

Equipo

Arquitectos: VVArquitectura

Arquitecto técnico: Sergi Balsells

Ingeniero Industrial: Josep Maria Delmuns

Fotografía: Joan Guillamat 

Memoria

El Hotel Raval de la Mar se encuentra en el centro histórico del pueblo de Vila-seca, con un trazado generalizado de construcciones estrechas entre medianeras, de planta baja y dos plantas piso, típico de la construcción tradicional y donde las irregularidades en las alineaciones han terminando conformando el tejido existente.

  

El solar en concreto se encuentra en una situación privilegiada, ya que está delimitado por tres calles. Este, además, es la unión de tres parcelas donde habían dos casas unifamiliares y un solar vacío. De la suma de ellos obtenemos un perímetro final irregular.

 

Además, la calle Virgen del Pinar juega un papel especial en Vila-seca, ya que une la Plaza de la Iglesia, pasando por debajo de la torre de defensa de San Antonio, con el mar. Esta importancia de la calle hizo que las construcciones antiguas tuvieran una cierta composición en la fachada principal muy diferente a la de atrás, que sólo eran cierres de patios y construcciones auxiliares.

 

Esta irregularidad del solar, anteriormente mencionada, junto con la diferencia entre las fachadas delante-detrás, acaban siendo el objeto de proyecto en la concepción de la piel exterior. Se busca romper la fachada en los lugares donde las edificaciones anteriores umbral entre ellas. Esto se hace a través de cambios de rasante, cortes verticales, cambios en la barandilla superior o añadiendo tramos de ladrillo allí donde anteriormente había muros de cierre.

Así pues, marcamos una diferenciación entre las fachadas, siendo la delantera (C / Virgen del Pinar) más regular tal como ocurría anteriormente y buscando la arbitrariedad y flexibilidad a medida que vamos girando hasta la trasera (C / San José ).

 

De esta manera creamos un anonimato exterior que se mimetiza con el contexto inmediato creando un fuerte contraste con el interior. El exterior, más opaco y pétreo, se contrapone al interior, donde se busca la sensación de amplitud y luminosidad de los espacios a través del patio.

 

El hotel, compuesto por 36 habitaciones repartidas desde la planta baja hasta la planta altillo, se organiza en forma de esvástica en torno a un patio central que se escalones para permitir un mayor aprovechamiento de la luz de suroeste. En el nivel superior se retira la fachada para crear terrazas de uso comunitario y privado.

 

El proyecto culmina con el lucernario de perfiles metálicos que relaciona el protegido interior con la naturaleza exterior. Siguiendo la estructura de esvástica, este lucernario filtra la luz que entra por el patio, convirtiéndose así en uno de los elementos organizadores del proyecto.

Estado previo
1301-JGC-01-01.jpg
1301-JGC-01-04.jpg
1301-JGC-01-06.jpg
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom

©VVArquitectura